sábado, 11 de agosto de 2012

Extremadamente confusos


El decadente capitalismo internacional, individualista, en cuyas manos nos encontramos después de la guerra no es inteligente, no es bello, no es justo, no es virtuoso y no satisface las necesidades. En resumen, nos desagrada y comenzamos a despreciarlo. Pero cuando buscamos con qué reemplazarlo, nos miramos extremadamente confusos.

John Maynard Keynes, 1933

No hay comentarios:

Publicar un comentario