martes, 17 de julio de 2012

Doblegarse o no


Ante la situación económica del país y la bochornosa actuación de nuestros gobernantes, resulta difícil no sentirse estafado como ciudadano, esquilmado para salvar a toda costa y precio al sistema financiero.

Mientras escuchaba el reciente discurso del Presidente del Gobierno explicando -es un decir- los recortes económicos, recordé la respuesta que el poeta chileno Raúl Zurita dio en una entrevista refiriéndose al mundo cultural, y que sin embargo, tan bien se ajusta a lo que estaba viendo:

"Me produce, en general, una suerte de desconfianza.(...) Me aburre: sus disculpas son mayores, su autoperdón, permanente, su refugio en una superioridad que no está en ninguna parte, su autoconsiderarse conciencia, cuando no son conciencia de nada. En el fondo, esto de suplantar el fracaso con discursos, que es lo más humano que hay, al mismo tiempo es irritante. Pero de todo hay en la viña del señor".

Camus advertía de la tensión que existe entre lo inevitable y lo injustificable. Nuestro gobierno considera los recortes inevitables, la ciudadanía, injustificables. Lo que indefectiblemente nos lleva a las palabras del mítico pistolero Doc Holliday: " Lo que cuenta en toda esta historia es el hecho de doblegarse o no".

No hay comentarios:

Publicar un comentario