domingo, 29 de enero de 2012

Viene de lejos


Leyendo El derecho a la pereza, opúsculo de Paul Lafargue, yerno de Marx, me ha venido a la cabeza eso tan en boga de la obsolescencia programada, que no es sino la sofisticación de la clásica falsificación. Ya en 1880 Paul Lafargue escribió:

En nuestras regiones laneras se deshilachan trapos manchados y medio podridos para convertirlos en los llamados paños renacidos que duran tanto como las promesas electorales. En Lyon, en lugar de la fibra de seda natural simple y pura, se le agregan sales minerales que aumentan su peso y hacen que se desmenuce y sea poco duradera. Todos nuestros productos son adulterados con el fin de facilitar su salida y reducir su duración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario