sábado, 28 de enero de 2012

En todas direcciones



Mi vida sentimental se asemeja a la del movimiento de un caballo de ajedrez: a saltos y en todas direcciones.

2 comentarios:

  1. Ser disfuncional a veces es divertido. Pero yo nunca aprendí a jugar al ajedrez.

    ResponderEliminar
  2. Z, más que disfuncional, lo mío es pura dispersión.

    ResponderEliminar