sábado, 9 de julio de 2011

Mi bisabuelo



Calor abrasador y sin aire acondicionado en casa. Decido hacer lo que mi bisabuelo: ir al cine. En aquellos tiempos en los que apenas había aire acondicionado en ningún local, y menos en las casas particulares, sí disponían de ello las salas de cine.Así que en verano él iba todas las tardes al cinematógrafo para dormir la siesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario