viernes, 17 de junio de 2011

La mejor gente

Termino de leer El factor humano de John Carlin (no confundir con la gran novela de Graham Greene). En los agradecimientos, al hablar de su editor, escribe:
Él es la confirmación de lo que siempre he pensado: que los mejores estadounidenses son la mejor gente.
Al leerlo recordé lo que Enric González comentaba en su imprescindible Historias de Nueva York:
Me parece apropiado hacer una advertencia, tal vez decepcionate, al lector europeo. Los ciudadanos de Nueva york gastan fama de cínicos, descreídos y materialistas porque así les ven los demás americanos; la verdad es que casi cualquier español es más cínico y descreído que el jefe supremo de los chulos del Bronx. En materia de nihilismo, los europeos carecemos de rival .

Es difícil no estar de acuerdo con ambos comentarios. En mi última visita a los EEUU viajé durante semanas atravesando seis estados, alternando ciudades con pueblos y parques naturales. Y pese a los deslumbrantes paisajes, pese a la grandiosidad de la naturaleza americana y al atractivo de sus ciudades más emblemáticas, fue la amabilidad  y el caracter extremadamente sociable de sus gentes lo que más me sedujo e impresionó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario